Ministerio de Oración

Como Iglesia Cristo Vive, vemos la necesidad de tener este espacio abierto para compartir sobre un tema que es fundamental para la vida de cada cristiano y también como congregación.
Así como la Palabra es la base, el fundamento de donde extraemos el agua de vida que da vigor a nuestro ser, entendemos que la oración es el otro pie que nos hace vivir en forma completa y equilibrada para poder enfrentar y resistir cada situación que se nos presenta.

La Palabra habla sobre estos dos principios: Entendemos que la oración es muy importante y también fundamental para el desarrollo personal, familiar, como ciudadanos del reino inmersos en la sociedad, como miembros y gente que sirve a Dios.

Necesitamos estar conectados a la fuente de vida, meditando en la palabra y teniendo una relación personal con Dios a través de la comunión con él.

Más también necesitamos la comunión como congregación pues esto nos afianzará, consolidará como Cuerpo de Cristo, al orar los unos por los otros y en algunos momentos unirnos en acuerdo, como dice la Palabra, para vencer las situaciones que se nos presentan diariamente.

Por eso este espacio, desde el cual compartiremos enseñanzas, pautas, motivos de oración, testimonios porque estamos seguros que la oración a Dios traerá resultados poderosos y asombrosos.

El logo que identificara esta sección, es un árbol plantado en la palabra y que se eleva hacia el cielo de donde viene su socorro, fuerza y gracia.

¿Porque un árbol? porque en la palabra encontramos referencia a esto, tanto en el A.T. como en el N.T.

Cuando escudriñamos la Palabra, ella nos habla del amor de Dios, de sus pensamientos y propósitos para nuestras vidas. Nos enseña, capacita y da sabiduría para crecer. Y cuando a eso unimos nuestra comunión con el Padre, en el nombre poderoso de Jesús y con la guía y ayuda del Espíritu Santo, entonces nos convertiremos como dice Isaías en plantío de Dios.

Isa 61:3 y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.
Cuando oramos, los cielos se abren, el Espíritu trae revelación, porque toma lo que hay arriba y nos lo baja a nosotros, fue lo que Jesús dijo en:

Jn. 14:26 más el consolador, el Espíritu Santo, a quien el padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

Esperamos que este espacio sea de bendición, estimulo e inspiración para buscar al que aman nuestros corazones: Jesús

Nos veremos en la iglesia, pero también aquí nos encontraremos para ser impulsados por el Espíritu Santo, consolidándonos como personas y servidores del Señor y así nos extenderemos hacia donde él quiera llevarnos.
Como los árboles, con raíces hacia abajo (la Palabra de Dios), con el tronco elevándose de la tierra (creciendo por el poder del Espíritu Santo), extendendiendo sus ramas hacia las alturas (con el corazón y manos abiertas para recibir sus dones) y dar mucho fruto para la gloria de Dios (como resultado final de nuestra comunión con él).
Orando en la intimidad y clamando juntos como pueblo de Dios, veremos su gloria y el reino del Señor se extenderá y su gloria se manifestará en toda la tierra.

 

Como congregación tenemos una visión dada por Dios y con su ayuda estamos comprometidos a llevarla adelante.
Recordamos cual es (tal como se enseña en Visión Pastoral):

EL DESARROLLO DE LA VISION SERA A TRAVES DE LOS MINISTERIOS:
  1. La base será Pastoral (por pequeños grupos se pastoreara a todos) y se estimulara a la multiplicación y crecimiento de las familias
  2. A través de la Enseñanza se formará y capacitará a los creyentes a fin de que sean edificados y puedan servir en el reino
  3. La extensión será a través del Evangelismo y las Misiones, a fin de sembrar la palabra de Dios para que muchos puedan conocer y entrar al reino conociendo las buenas nuevas de Jesucristo.
  4. Se buscara la dirección de Dios y la revelación a través de la Oración (Ministerio Profético). La fuerza y el poder solo viene de Dios y con la guía del Espíritu Santo.
  5. Creemos que lo que Dios nos ha dado no es solo para nosotros, por esa razón y a través de un Ministerio apostólico sembraremos la visión (no métodos) y la llevaremos a todos lugares a través de las puertas que el Señor nos abra.
Por lo expresado arriba es que iniciamos este bloque dentro de la página de la ICVA, con el propósito de compartir no solo necesidades para orar, sino también para:

Formar:

  • A través de este medio y con la ayuda del Espíritu Santo compartiremos enseñanza sobre la oración. Con el fin que todos tengamos una idea clara lo que es orar y evitar los errores.

Estimular a la:
  • Oración personal
    Que no solo oremos en la iglesia o con otros, sino tener comunión íntima y personal cada uno con nuestro Dios y Padre a través de su Hijo Jesucristo.
  • Familia que oren juntas
    Para que en nuestros hogares busquemos a Dios como familias, para ello daremos las herramientas de cómo hacer devocionales familiares.
  • Niñez que busque a Dios
    Usar su fe sencilla para llevarlos a creer y buscar milagros en sus vidas, familias y amigos.
  • Adolescencia y Juventud que tenga intimidad con su Dios
    Que sean llenos del Espíritu Santo y que con compromiso y valentía sirven al Señor, porque le conocen en la profundidad Preparar a la nueva generación: adolescentes y jóvenes para convertirse, como dice Juan, en jóvenes que han vencido al maligno
  • Gente de experiencia (ancianos)
    Llevarlos a soñar a través de la oración de ver a sus familias, ciudades y naciones rendidas a los pies del Señor. Que la edad no es límite para que Dios no los use, aunque quizás ya no vayan pueden "ir de rodillas"

Por este medio nos encontraremos para estar comunicados en todo el sentido de la palabra:

  1. Con información de motivos y/o eventos para orar
  2. Con unidad en el espíritu para mantenernos de acuerdo y pelear juntos nuestras batallas
  3. Para gozarnos al ver los milagros que Dios hará cuando su pueblo ORA.