Ministerio de Evangelismo

"No me avergüenzo del evangelio porque es poder de Dios"
Evangelismo es sencillamente llevar las buenas noticias de salvación a aquellos que todavía no conocen a Jesús y por esta razón velamos y trabajamos para que muchos conozcan y experimenten la vida abundante que Jesús ofrece. En concreto son tres las formas de evangelismo más usuales en nuestra congregación:

UN ESTILO DE VIDA EVANGELIZANDO: 1 X 1

Creemos que Jesús ha de ser compartido en nuestro diario vivir como un estilo de vida, porque son muchos los que viven sin esperanza a nuestro alrededor y es tiempo de actuar compartiendo que Cristo la esperanza de gloria y la respuesta a nuestra sociedad.

REUNIONES EVANGELÍSTICAS EN EL TEMPLO:

Cada reunión compartimos que Cristo cambia y transforma. Muchos son los testimonios de vidas que han sido alcanzadas por el amor de Dios y en cada reunión se hace una invitación para que puedan recibir a Cristo como salvador personal. Hemos realizado diferentes eventos evangelísticos en el templo como teatros, especiales gospel...etc.

EN LA CARCEL, HOSPITALES Y ASILOS:

En la carcel de Alicante tenemos reuniones todas las semanas, alabando a Dios y compartiendo la Palabra lo cual está siendo de gran bendición. En los hospitales y asilos tambien estamos entrando para visitar a los pacientes que allí se encuentran y que hermoso es ver la sonrisa de aquellos que reciben la vida abundante que da Cristo. Los testimonios nos animan a seguir en esta tarea de evangelizar, pues cuando vemos la profundidad de todo lo que Dios hace en los diferentes lugares trayendo salvación, sanidad y liberación, no podemos parar de seguir haciendo la tarea: "Predicar a Cristo".

CAMPAÑAS EN LAS CALLES Y PARQUES:

En las campañas salimos a la calle para anunciar a Cristo usando los diferentes talentos de los hermanos de la iglesia, tales como títeres, payasos, canciones, testimonios, también repartimos literatura impresa para mostrar el poderoso mensaje de salvación".


En cada reunión invitamos a recibir a Jesús en el corazón, y como en el día en que Jesús fue crucificado: Unos rechazan, pero muchos están recibiendole en sus vidas, siendo transformados por el poder de Dios.

 

¡Id por todo el mundo y predicad el evangelio!