EL AMOR DE DIOS NOS LEVANTA
Por José Ángel Padilla